SONATA CON MALA SANGRE

Salmo 6


Estructura

Nosotros ya no tenemos ese oído ni esa educación de la memoria que tenían los antiguos para la música de las palabras y sobre todo de las ideas. Así que he intentado sacar la "partitura" del Salmo, a ver si podía, por lo menos, ver esos acordes, o mejor, arpegios, que ellos oían.
Lo que a mí me ha parecido que estaba en el mismo orden de ideas, lo he puesto en la misma columna, como se escriben los acordes; las líneas son los motivos melódicos. Y me parece que he visto algo: la partitura de una sonata÷ patética.
 
Introducción (2): Lento agitato. Contrapunto sobre "estar airado - castigar".
Primer movimiento (3-5): Andante mesto. Tema de tónica construido sobre "querer - dar la espalda". Tema de dominante: "aliviar - tener miedo".
Segundo movimiento (6-8): Marcha fúnebre. "Estar muerto - estar agobiado" (¿evocación del tema de la introducción?).
Tercer movimiento (9-11): Allegro con brio. Inversión y fusión de los temas del primer movimiento: "escuchar - querer - tener miedo - dar la espalda".

 

Traducción

 1                                                Para el maestro. Con músicas a la octava. Cantar de David.

 2                         Mi Señor, aunque se te haya subido el humo a las narices,
                     no me castigues;
                            aunque se te esté quemando la sangre,
                     no me agarrotes.

 3   Dame tu cariño, mi Señor,
                     que estoy hecho polvo;
           alíviame, mi Señor:
                     que me están castañeando de miedo
                            los huesos
 4                   y tengo de miedo
                            perdido el aliento.
            ¡Pero Tú, mi Señor, hasta cuándo÷!
 5   No me des la espalda, mi Señor,
                            ¡dame aliento!
            ¡Sálvame!
                            ¡Por la ley que Tú me tienes!

 6                   Cuando esté uno muerto,
                            ¿cómo va a acordarse de ti?
                     En el hoyo,
                            ¿quién va a darte las gracias?
 7                  Estoy agotado de quejarme; me paso la noche
                            mojando las sábanas de lloros,
                            empapando la cama de lágrimas.
 8                  La irritación me ha roído los ojos:
                    gastados los tengo
                            por culpa de toda esta gente que me está aplastando.

 9                         ¡Iros ya, desgraciados!
            Que ya ha sentido mi Señor
                     el gorgoteo de mi lloro;
10         que ya ha sentido mi Señor
     mi querencia. Mi Señor
             tiene en su mano
                     mi voto:
11                 tienen que verse corridos
                     y muertos de miedo
                            todos ésos que me aborrecen.
     Ellos son los que van a volver la espalda:
                   corridos tienen que verse÷
            ¡y ahora mismo!
 

Comentarios

Con músicas a la octava  Por lo visto, esto no sabe nadie lo que quiere decir.

2a  Mi Señor  Donde pone Yhwh leo <´àdónáy>, "mi Señor" (en realidad, "mis señores", plural intensivo o de majestad. El plural lo traduzco por la mayúscula). Si las vocales que los judíos le ponen al nombre de Dios son absurdas, es para que no se pronuncie. Porque nadie es digno.
 el humo a las narices <´ap> "cólera", "nariz". Adonai tiene la nariz muy larga. En Éx 34,6 es <´erek-´apayim> "largo de narices" (en dual), "narigudo" (ejemplo de las calidades plásticas de una teología poética, como diría Alonso Schökel). Por eso es paciente.
Pero a veces se le sube el humo a las narices. Por ejemplo, cuando uno de sus enchufados (¿el rey David?) se carga al vecino para acostarse con su señora. Por muy estimulante que sea la señora÷ (2S 11).

2c  quemando la sangre <hémâ> "ira", "quemazón".

3a  Dame tu cariño  <hén> se traduce por "gracia", "encanto", "favor".A Dios "le caemos en gracia", Adonai es un Dios "que nos quiere" (<´él hanûn> Éx 34,6). De ahí "quiéreme" o "dame tu cariño". En 10b el salmista le pide a Dios una gracia, un favor. Yo pongo "querencia" ("tendencia natural de un ser animado hacia alguna cosa") para que entone con "cariño" (<hánnénî> 3a <t'hinnátî> 10b).
El arpegio triste que empieza en <hnn> "querer" y acaba en   <shwb> "volver la espalda", se vuelve alegre en 10-11.

4a-b  y tengo÷ perdido el aliento  <w'nap'xî> "y mi aliento vital", "mi vida" o "mi alma" <nib'hàlâ> "está enloquecida de miedo" <m'ód> "mucho". Entona con 5b <hall'câ> "saca", "salva" <nap'xî> "mi aliento÷", y con 11b <w'yibáhàlû> "y que enloquezcan de miedo" <m'ód> "mucho".

4c  hasta cuándo÷   Recuerda el grito de Jesús en la cruz (Mt 27,46). Que por cierto, se traduciría mejor por "¿por qué me tienes abandonado?" (en perfectivo) que por "¿por qué me has abandonado?" (en pretérito perfecto). El perfectivo da una queja amorosa; el pretérito perfecto, un grito de desesperación.

5a  No me des la espalda  <xwb> "volver", "volverse". En 11d, son los enemigos los que vuelven la espalda.

5d  la ley que Tú me tienes  <hesed>: fidelidad, lealtad incondicional. En Éx 34,6 Adonai es <rab-hesed>, "abundante en fidelidad".

6c  en el hoyo  No sé qué era el <x'ôl> para la gente del A.T. Por lo visto, las profundidades de la tierra.
Pero lo cierto es que el infierno es estar lejos de Dios. El infierno, antes que ser infierno para siempre, es ya infierno en la tierra. Es malvivir con el pánico metido en los huesos, es respirar la locura. Es volverse loco de rebeldía y loco de rabia. Es no querer ni poder hablar con nadie. Es ver que la soledad se vuelve cerrazón y emparedamiento, silencio hueco que no sirve más que para escuchar mejor los rimbombos del egoísmo y los chirridos del odio.
El peligro de pensar que Dios nos ha vuelto la espalda está en que se la volvamos a Él. Entonces, como Drácula, aunque parezca uno vivo, está muerto. Y en esta vida de mala muerte, ¿quién se acuerda de ti, Señor? ÷como no sea para maldecir al que nos crió para enterrarnos vivos en este hoyo donde vamos boqueando hasta que nos asfixiemos.

7  Estar muerto y no poder dormir÷  ¡Con lo bien que dormía yo cuando tú estabas conmigo! (Sal 3,6; 4,9).

toda esta gente  Esos mafiosos que le están vendiéndo heroína a tu hijo, o ése imbécil que ha atropellado a tu hija y te la ha dejado en el coma hasta que se muera, o esos yupis que están haciendo que la gente eche de menos a Franco ("¡Vuelve, aunque sea de cabo÷!"), a Hitler y a Stalin, porque cada vez hay más gente tirada en la acera÷. Por culpa de ellos estás tú como estás. Y que además te están azuzando contra Dios. Que si hubiera Uno y fuera bueno, no los dejaría hacer lo que están haciendo.

9a  Iros ya,desgraciados  "Apartaos de mí los malhechores", "¡Lejos de mí los que practicáis la maldad!" (Mt 7,23), "¡Lejos de mí todos los que practicáis la injusticia!" (Lc 13,27), traduce Alonso Schökel, al pie de la letra. En hebreo o en griego, así se diría. Pero a mí me suena repipi.

9b  ya ha sentido  Mejor que "ha oído" o "ha escuchado", en el doble sentido de "sentir" ("Escucha, Israel", siéntelo por dentro÷ Dt 5,1). Además, si el perfectivo <xáma`> (acción acabada en el pasado, pero que extiende sus efectos hacia el presente y el futuro) se traduce sólo por "ha escuchado", no se sabe qué pasa después.
Si el Señor tiene en su mano mis cosas, en el presente o en el futuro saldrán bien. Ya están saliendo bien, aunque yo no lo sepa ni me dé cuenta.

10c  mi voto  Como el ruego del salmista más parece maldición gitana que piadosa plegaria, me quedo con el doble sentido de "voto".

11a  tienen que verse corridos  <bwx> "avergonzarse", "huir". "Corrido" es participio de "correrse" y de "correr". El imperfectivo hebreo puede expresar al mismo tiempo el presente y el futuro ("ponerse a correr"), y el deseo ("que corran"). Todo eso lo dicen muy bien los gitanos.
Dios dijo lo que será. Para esos desgraciados, esto acabará como acabe. Para mí, acabará por acabar bien, porque más quebranto y más pena Christo passó por mí (Ej. §203). ¿Y si además de estar pasando todo esto por culpa de ellos, lo pasara por la culpa de ellos?. Porque hay tres maneras de humildad, y la 3a es humildad perfectísima, es a saber, quando incluyendo la primera y segunda, siendo igual alabanza y gloria de la divina majestad, por imitar y parescer más actualmente a Christo nuestro Señor, quiero y elijo más pobreza con Christo pobre que riqueza, oprobios con Christo lleno dellos que honores, y desear más ser estimado por vano y loco por Christo, que primero fue tenido por tal, que por sabio ni prudente en este mundo (Ej. §167).
 

Libros que me han servido:

Chouraqui, André, L'univers de la Bible, Éditions Lidi, Paris 1984.
Girard, Marc, Les Psaumes: Analyse structurelle et interprétation, Éditions Bellarmin, Montréal 1984.
González, Luis, s.j. & Ignacio Iparraguirre, s.j., Ejercicios Espirituales: Comentario pastoral, B.A.C., Madrid 1965,
÷y un montón de biblias, gramáticas y diccionarios.

  

Alma, 14 de marzo de 1993

Índice