LA MUERTE

18.

1S 31,4c-6 || Mt 27,32.50b (Lc 22,51).

Al escudero le da miedo tomar parte en la muerte del rey de Israel. Saúl tiene que matarse él mismo, tirándose sobre la espada.
El escudero, que no ha querido asistir a Saúl en su suicidio, y lo hubiera obligado a aceptar el sufrimiento y el ridículo, no acepta el suyo y se suicida también.
(Lc dice que Jesús le curó al servidor del sumo sacerdote la oreja que el discípulo le había cortado con la espada. Alivia el sufrimiento de los otros, y acepta el propio.)
El Cirineo, queriendo o sin querer, tiene que ayudar a la ejecución de Jesús.
Jesús muere dejando ir al espíritu (26) . Ese Espíritu que instaura un Reino sin ejército y sin violencia (27) .

* * *

Los dos Reyes de Israel han muerto como valientes.
Fundamentalmente, ante el absurdo del sufrimiento, del desprecio y la burla, no hay más que dos actos de valentía: el suicidio o la Cruz. O la nada o el infinito.
El suicidio es rebeldía contra el instinto animal que empuja por detrás para que se conserve a cualquier precio una vida que no vale lo que cuesta. Todo es desdicha, dijo el Buda. Y es que el hombre no está hecho para ir tirando con su sueldo. La dignidad de la inteligencia humana exige la seducción de algo que lo impulse hacia adelante, hacia algo por lo que valga la pena vivir. Me uiuum poscite: sed cuius boni ineuntis causa?(28) . Por eso, la filosofía atea que no acaba en el suicidio no razona: racionaliza el miedo de acabar.
(ÖY sin embargo, ¡qué extraño que Dios haya escogido para revelarse un idioma en el que no hay presente ni futuro! Sólo un "tiempo" acabado, cumplido, perfecto, hecho para quedar, y otro inacabado, empezado, que va haciéndose yaÖ; y que además, cambian el sentido del uno por el del otro con la simple conjunción "y": "Y se pone Dios a decir" es lo mismo que "Dijo Dios" (29) . Ni pasado ni futuro. Sólo Acto y Promesa. Es difícil traducir al hebreo la prisa del romano.)
La Cruz es desafío al poder del sufrimiento, de la burla y de la muerte. ¿Apología del dolor? No. Del aguante (30) , que no es lo mismo que la resignación, la indiferencia, o la impasibilidad (31)  del estoico, que sufre sin esperanza. El Siervo de Dios (32)  aguanta para servir mejor, para querer más. Aguanta, no acepta, el sufrimiento para combatir el mal. Aceptar el sufrimiento sin combatirlo sería escoger y aceptar el mal. Sin contar con que es muy difícil creerse que haya alguien a quien el dolor ya no le duela.
En la Biblia, el dolor es dramático, en tanto que lucha por la victoria de la felicidad; no trágico, batalla perdida de antemano contra el destino, como es para los paganos.
La espada, que sirve para matar, se vuelve contra quien la maneja. La Cruz, hecha para morir, salva al condenado. Jesús dio la vida. Saúl se la quitó para que no se la quitaran.
La lógica del primer rey lo conduce al suicidio. La de Jesús, la del Lógos, el Verbo Divino, a la Cruz.



(26) <aphêken tò pneûma>. vuelta
(27) Za 4,6. vuelta
(28) Me pedís que viva. Pero ¿en nombre de qué bien inmediato? vuelta
(29) Gn 1,3, por ejemplo. vuelta
(30) <hypomoné, hypoménein>: 1Co 13,7; 2Co 1,6 y passim en el N.T. vuelta
(31) apátheia. vuelta
(32) Is 42,1-7; 49,1-6; 50,4-9;52,13-53,12. vuelta


Índice
El botín